Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

03 febrero 2021

Agua que susurra o que salta: dos formas de entender las fuentes de la Alhambra

Foto: Lucía Rivas
Foto: Lucía Rivas

Las fuentes de la Alhambra no son meros accesorios decorativos, forman parte de la arquitectura de los palacios, del espíritu de belleza que impregna todo. De todos es sabido la auténtica veneración por el agua que sentían los musulmanes que construyeron la Alhambra. Y eso se refleja en la disposición y variedad de fuentes que sirven para conducir el rumor del agua a través de patios, palacios y jardines. Es difícil pasear por la Alhambra sin tropezar con alguna alberca, fuente o pilar con el agua como protagonista.

La imagen de esas fuentes, sin embargo, cambió de forma notable con la llegada de los cristianos tras la reconquista de Granada. Y es que ambas culturas tenían un concepto del agua radicalmente distinto. Para los árabes, que venían del desierto, el agua era tan preciada que desarrollaron toda una ciencia hidráulica con el único fin de no desperdiciar una sola gota. Los sultanes de la Alhambra se sentaban junto a las pilas bajas en tertulia, como lo hacían los reyes medievales europeos en torno a una chimenea. El agua era un bien tan querido que no encontraremos en la arquitectura islámica esa imagen demoníaca de las gárgolas europeas, góticas o románicas, que lanzan lejos de los edificios el agua que sobra.

Fuente Sala de los Abencerrajes
Fuente en el interior de la Sala de los Abencerrajes. Foto: Lucía Rivas

En la ciudad palatina de la Alhambra todo el agua se aprovechaba y se mimaba como un tesoro. De hecho, a los nazaríes no les bastó con construir fuentes en los patios y jardines, sino que también trasladaron el agua al interior de las principales estancias, mediante canalillos por los que agua transcurría susurrante y calmada.

Pero en 1492, con la llegada de los Reyes Católicos, muchas de esas fuentes cambiaron su apariencia. Aunque los cristianos respetaron en gran medida la arquitectura de los palacios nazaríes, conscientes de su belleza y su importancia artística, trasladaron al ámbito doméstico sus costumbres y necesidades en cuanto al uso del espacio.

Fuente pileta del Patio de Comares o Arrayanes
Foto: Lucía Rivas

La cultura cristiana estaba más acostumbrada a un agua que salta, que salpica, que provoca sonidos fuertes. Para conseguirlo, adaptaron las fuentes elevando las pilas y dotándolas de nuevos surtidores con altos caños. Eliminaron el concepto nazarí de lámina plana de agua, que apenas se mueve con suaves ondulaciones, y lo sustituyeron por pilas en las que el agua se desbordaba desde una altura elevada. Dos formas de entender el agua, cada una resultante de los orígenes y la historia propia de cada cultura, la cristiana y la musulmana.

BIBLIOGRAFÍA

La Alhambra y el Generalife. Guía Oficial (2010). Bermúdez López, Jesús

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

El tesoro oculto de la Alhambra. El almacén de Bienes Culturales
18 mayo 2021

El tesoro oculto de la Alhambra. El almacén de Bienes Culturales

LEER MÁS
En femenino: ¿dónde vivían las mujeres nazaríes en la Alhambra?
13 mayo 2021

En femenino: ¿dónde vivían las mujeres nazaríes en la Alhambra?

LEER MÁS
Las mazmorras de la Alhambra
07 mayo 2021

Las mazmorras de la Alhambra

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando