Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

03 octubre 2022

Torre Quebrada

La torre Quebrada se ubica en el lienzo este de la muralla de la Alcazaba, entre la Torre del Homenaje y la Torre Hueca o del Adarguero. Se construyó en el siglo XIV, durante el reinado de Yusuf I, sobre una primitiva torre zirí dentro de un plan de ampliación del recinto alhambreño. En época cristiana fue habitada por diversos escuderos de la guarnición de la Alhambra, primero por Juan de Morales que le hizo abundantes adobos y reparos, y a continuación por Alonso Cantón, pasando largo tiempo en manos de esta familia, cuyos miembros formaron parte de la milicia que defendía la Alhambra, por lo que recibió el nombre de torre de Cantón.

Desde el siglo XVIII sirvió como parte de la prisión instalada en la torre del Homenaje. En el siglo XIX, el hundimiento de parte de la zona alta provocó una notable grieta que le otorgó el nombre de Torre Quebrada.

Arquitectónicamente se trata de una torre de planta rectangular, completamente maciza hasta la altura del cuerpo de muralla, a partir del cual surgen dos pisos y una terraza con almenas y merlones. Los arcos de la fachada, empleados para aligerar el peso de la torre, almacenan cantos rodados que sirvieron como munición de la artillería.

En 1835, tras el hundimiento de la parte alta de la torre, fue restaurada por el arquitecto Modesto Cendoya, y de nuevo a principios del siglo XX, en 1935 de la mano de Torres Balbás, que la dejó con el aspecto que hoy luce.

Entre 1968 y 1975, Francisco Prieto-Moreno la dotó de una estructura metálica interior, evitando la inestabilidad estructural producida por el excesivo peso de la obra moderna sobre los cimientos de la torre primigenia, causa principal de las grietas que adornan sus paramentos y le dan su nombre.

Al sur de la torre Quebrada se encuentra la Torre Hueca o del Adarguero del siglo XIII. Posee una planta de 48 metros cuadrados, y debió de tener una base maciza, pero quedó arruinada tras la conquista cristiana, vaciándose para dar entrada a la Alcazaba y quedando totalmente hueca por dentro, sin divisiones internas de plantas, de ahí el nombre por el que es conocida.

Siguiendo el recorrido del camino de guardia o adarve sur se sitúan las torres de la Pólvora y la Sultana. Esta última, situada directamente sobre los Adarves, es conocida también como Torre de los Adarves o del Arriate. Se trata de una torre de tapial hormigonado con mampostería encintada de origen almohade, muy restaurada, que posee una planta rectangular de casi 30 metros cuadrados y dos pisos en su interior, siendo parcialmente enterrada cuando, en 1540, se decide construir la plataforma artillera. Esta torre es similar a las del lateral norte y por tanto una de las más antiguas de la fortaleza.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La colección Santisteban
02 diciembre 2022

La colección Santisteban

LEER MÁS
El papel de las sultanas en la Alhambra
14 noviembre 2022

El papel de las sultanas en la Alhambra

LEER MÁS
Leones del Maristán
04 noviembre 2022

Leones del Maristán

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando