Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

20 enero 2021

Qué plantas nos regalan color en invierno

Foto: Lucía Rivas
Foto: Lucía Rivas

Los jardines de la Alhambra y el Generalife tienen mucho que enseñarnos también en invierno, pequeños ‘tesoros’ que ofrecen su mejor imagen cuando llega el frío, plantas que florecen en estos meses gélidos, colores que se abren paso a través de la helada escarcha. Hoy te enseñamos cuatro plantas de invierno que encontrarás en la ciudad palatina y que muestran su mejor cara en estos meses de frío. ¿Te animas a buscarlas?

Frutos del rusco, de color rojo intenso. Foto: Lucía Rivas

Rusco (Ruscus aculeatus)

El Rusco era conocido en tiempos de al-Andalus como “caña de bambú andalusí”. Es una especie tremendamente especial que podrás ver con todo su colorido si paseas ahora por el Generalife o en la Alameda de Gomérez. Al ser una planta de clima cálido ha transformado sus hojas en escamas para asegurarse no tener pérdidas de agua. Sus tallos han sido modificados para formar unas estructuras similares a hojas que se llaman filocladios, de los que salen los frutos. Eso hace que parezca que sus pequeños frutos rojos nacen justo en mitad de la hoja, lo que ofrece una imagen curiosa. Desde la Antigüedad se ha aprovechado esta especie para su uso culinario, aunque sus raíces tienen fines cosméticos y medicinales, principalmente para cremas contra la celulitis y hemorroides.

Membrillero del Japón. Foto: Amelia Garrido.

Membrillero del Japón (Chaenomeles japonica)

Si hay una planta que soporte bien los fríos días de invierno en los jardines de la Alhambra es el Membrillero del Japón, que en pocas semanas comenzará a llenar sus tallos de unas preciosas flores de intenso color carmesí. Las flores aparecen incluso antes que las hojas en ese arbusto de hoja caduca originario del este de Asia, que encontrarás cuando pasees por los jardines de El Partal, entre otros espacios.

Los grandes cambios de temperatura no afectan a la salud del Membrillero del Japón, porque es una especie muy resistente a las heladas y que se ha adaptado a vivir en pleno sol y a la sombra. Tras la floración, aparecen unos pequeños frutos, parecidos a membrillos, que son utilizados en la medicina popular china para tratar artrisis y dolores musculares, y también se emplean para hacer gelatinas, mermeladas y licores.

cornejo rojo o sanguino
Ramas rojizas del sanguino. Foto: Lucía Rivas

Cornejo rojo (Cornus sanguinea)

Cuando llega el invierno y el frío arrecia, las ramas del cornejo rojo o sanguino comienzan a tornarse rojizas y llenan de color los jardines de la Alhambra, como por ejemplo en la llamada Tabla de los Bojes. Se trata de arbustos vigorosos y esbeltos, de aspecto ligero pero con ramas fuertes y flexibles, que son empleadas en cestería. La madera, muy dura, es también apreciada para la fabricación de mangos de herramientas.

Macasar en flor
La flor del macasar tiene un intenso aroma. Foto: Lucía Rivas

Macasar (Chimonanthus fragans o praecox)

El macasar llegó probablemente al monumento nazarí a principios del siglo XIX, y se ha convertido en uno de los árboles comunes tanto en los jardines de la Alhambra como en el resto de la ciudad. De hecho, es una de las plantas características de los cármenes granadinos. Forma parte de esta lista porque también tiene la peculiaridad de florecer en pleno invierno. Y no solo eso: es de las pocas plantas capaces de perfumar un jardín durante los fríos meses invernales. De sus ramas desnudas y leñosas brotan las flores, que son de pequeño tamaño pero con un olor intenso y penetrante.

Se trata de un arbusto originario de China, donde lleva más de mil años cultivándose como planta ornamental. Aunque también se destina a uso medicinal, pues se usa para tratar el sarampión, la amigdalitis o la faringitis. Si quieres admirar y oler las flores del macasar, podrás encontrarlos a lo largo del Paseo de las Torres y en los jardines de El Partal.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La piel de la Alhambra
25 febrero 2021

La piel de la Alhambra

LEER MÁS
Escher y la Alhambra: el caleidociclo
25 febrero 2021

Escher y la Alhambra: el caleidociclo

LEER MÁS
De la huerta a la cocina
25 febrero 2021

De la huerta a la cocina

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando