Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

02 marzo 2021

Pabellón de la Victoria: la torre de los mil nombres

Foto: Lucía Rivas
Foto: Lucía Rivas

Fue vivienda, mirador excepcional sobre la ciudad, taller para arquitectos, aposento para reinas cristianas e incluso escondite para una misteriosa daga descubierta ya en el siglo XX entre sus paredes. Es la Torre de la Victoria, o más comúnmente llamada Torre de Machuca, una exquisita y pequeña torre-pabellón asomada por encima de la muralla general de la Alhambra, sobre el valle del río Darro y frente al Albaicín.

Fue edificada en el período nazarí bajo el mandato del sultán Yūsuf I (1333-1354), y posteriormente remodelada durante el segundo mandato de Muhammad V (1362-1391) para ampliar la torre con una vivienda o estancia orientada al oeste, y un corredor hacia el este que conecta con el Oratorio del Mexuar.

Torre de Machuca, Torre de la Victoria
Galería porticada desde la que se accede al Pabellón de la Victoria. Foto: Lucía Rivas

A esta torre, a la que se accede tras la galería porticada de nueve arcos que cierra el llamado Patio de Machuca, se la conocía en época nazarí con el nombre de Pabellón (Bahw) de la Victoria (al-Naṣr). Tras la conquista cristiana en 1492, la torre fue de nuevo remodelada y añadida a la zona de estancias reservadas para la reina Isabel la Católica. Posteriormente, durante la estancia en la Alhambra del emperador Carlos V y su corte, fueron ocupadas por Germana de Foix, que fue segunda esposa del rey Fernando el Católico y acababa de contraer nuevo matrimonio con el duque de Calabria Fernando de Aragón.

Residencia de Machuca

Durante la construcción del Palacio de Carlos V la torre fue destinada a un uso por el que sería después recordada: en esta zona se emplazó en el primer cuarto del siglo XVI el taller del arquitecto constructor del palacio, Pedro Machuca. De hecho, según recogen los documentos de la época, el Pabellón de la Victoria sirvió para alojar la ‘Sala de las Trazas’, donde se encontraban los planos y las maquetas que se estaban confeccionando para la construcción del palacio renacentista de Carlos V. La zona fue destinada también a residencia del arquitecto constructor, lo que originó que desde entonces se conociera a estos espacios como el Patio y la Torre de Machuca.

Torre de Machuca, Torre de la Victoria
Interior de la Torre de la Victoria. Foto: Lucía Rivas

A principios del silo XX la torre fue testigo de un curioso suceso que también añadió a la lista un nuevo modo de nombrarla: la Torre de los Puñales. Fue durante la intervención impulsada en 1909 por el entonces arquitecto conservador de la Alhambra, Modesto Cendoya, decidido a sacar a este espacio del estado de ruina inminente en que se encontraba, para lo que ordenó retirar enlucidos y compartimientos modernos y calzar la torre. Durante los trabajos se encontró oculta entre los muros una daga medieval, un hallazgo que ocasionó un gran revuelo y originó que comenzase a llamarse a la torre con el nombre antes mencionado. Ya en época de Leopoldo Torres Balbás como arquitecto conservador de la Alhambra fue cuando el Pabellón o Torre de la Victoria fue recuperada totalmente, restableciendo modélicamente su actual configuración y recuperando su esplendor de época nazarí.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

Los habitantes de la Alhambra romántica
07 abril 2021

Los habitantes de la Alhambra romántica

LEER MÁS
El ataifor de la tañedora de laúd
31 marzo 2021

El ataifor de la tañedora de laúd

LEER MÁS
Patio de la Acequia del Generalife, ocho siglos en un jardín
31 marzo 2021

Patio de la Acequia del Generalife, ocho siglos en un jardín

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando