Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

04 marzo 2022

La Torre del Cubo y la Puerta de la Tahona

La Torre del Cubo se encuentra en el extremo nororiental de la Alcazaba, junto a la Torre del Homenaje y fue también denominada popularmente como ‘cubo de la Alhambra’. Desde su terraza se contempla una espectacular vista del Albaicín y del cauce del Darro, así como de los patios que sirven de antesala a los palacios. Tanto desde la terraza del Cubo, como desde la torre del Homenaje, se aprecia como en ningún otro lugar de la Alhambra el valor estratégico de la Alcazaba.

El Cubo se levanta sobre una antigua torre y una puerta de paso entre la explanada anterior a los palacios y la Puerta de las Armas. Con la llegada del dominio cristiano se realizan nuevas edificaciones en la Alhambra para dotarla de artillería, y surge así la singular torre en forma cilíndrica, diseño que ofrece mejor protección frente a posibles impactos de la que ofrecían las torres nazaríes con planta cuadrada, como la que quedó encerrada en su interior, la de la Tahona, cuyos restos fueron reconstruidos, al igual que la Puerta aparecida en la parte inferior de la construcción, tras la excavación realizada entre 1951 y 1954 en la explanada contigua.

La Puerta de la Tahona sería construida, según algunos historiadores, por Muhammad I, e integrada posteriormente por Ismaíl I, en la comunicación creada entre la Puerta de las Armas, la entrada al Palacio y la conexión con la Medina. Este paso, que discurre por una calle entre muros, desemboca en una amplia plaza desde donde partía un lienzo de muralla que enlazaba con la Puerta del Vino. Como indica Jesús Bermúdez, este espacio, situado hoy en día al norte de la Plaza de los Aljibes, era el verdadero vestíbulo de la Dar al-Sultán o Palacio Real.

Modificado este espacio en época cristiana, sirvió en un primer momento para la instalación de dependencias de abastos de la Medina, como carnicerías, panaderías y pescaderías. Posteriormente se construyó el cubo artillero que cubrió la puerta y cerró la conexión con la Alcazaba, elevando la altura de la plaza y originando un privilegiado mirador que fue denominado “el cielo bajo”. La subida a la Alhambra desde Granada por esta comunicación quedó en desuso tras la conquista cristiana, siendo por la del puente del Hattabín que, a través de la plaza de Cuchilleros, calle de las Ánimas, barranco de Gomérez, y puerta de Bib Lauxar, proseguía extramuros por la cuesta Empedrada hasta la Puerta de la Justicia, donde se ubicaron los cuerpos de guardia. Así lo cuenta Jerónimo Münzer a finales del siglo XV.

Ese paso entre puerta de Armas y la de la Tahona pasó a ser almacén de armas y municiones. El cubo de la Alcazaba fue restaurado en 1929 por Leopoldo Torres Balbás. Hacia 1950, con cierta oposición de la sociedad granadina de la época, Jesús Bermúdez Pareja y Francisco Prieto-Moreno realizan la excavación de la plaza, recuperan el nivel original y redescubren los basamentos de los accesos y cuerpo de guardia de la Dar al-Sultán dejando al descubierto los restos de la puerta de la Tahona.

A finales de los años 60 del siglo XX quedó integrada en la visita a la Alcazaba la plataforma superior de la Torre del Cubo como mirador.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Torre de los Picos
03 mayo 2022

La Torre de los Picos

LEER MÁS
Pastoreo en la Dehesa del Generalife. Beneficios medioambientales
14 abril 2022

Pastoreo en la Dehesa del Generalife. Beneficios medioambientales

LEER MÁS
Fragmento de zócalo de alicatado. Su diseño y trazado geométrico
01 abril 2022

Fragmento de zócalo de alicatado. Su diseño y trazado geométrico

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando