Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

01 junio 2021

El Jarrón Fortuny-Simonetti

Jarrón de Fortuny-Simonetti en el Museo de la Alhambra. Fotografía: Lucía Rivas
Jarrón de Fortuny-Simonetti en el Museo de la Alhambra. Fotografía: Lucía Rivas

El denominado jarrón Fortuny-Simonetti es uno es uno de los escasos ejemplares de jarrón del tipo Alhambra conservados en Granada, aunque hay una veintena de jarrones repartidos por las mejores colecciones de todo el mundo, ya sean conservados de forma completa o parcial.

Mide aproximadamente 120 cm de altura por 60 cm de diámetro y data de la primera mitad del siglo XIV. En su decoración se utiliza únicamente la base blanca y la decoración de reflejo metálico. Seguramente su prolongada exposición a la intemperie y los usos inadecuados hicieron que perdiera sus asas y prácticamente toda su decoración, conservada sobre todo en el gollete.

1. Jarrón del Salar. Museo del Hermitage de San Petersburgo. 2 Jarrón de la Freer Gallery of Art del Smithsonian Institute de Washington.
3. Jarrón de Fortuny-Simonetti en el Museo de la Alhambra.

Este es uno de los tres jarrones del tipo Alhambra que adquirió el pintor catalán Mariano Fortuny y Marsal (Reus, 1838-Roma, 1874), durante su estancia en Granada entre 1870 y 1872, junto a los actualmente conservados en el Museo del Hermitage de San Petersburgo y en la Freer Gallery of Art del Smithsonian Institute de Washington.

Fortuny llega a Granada con su familia en julio de 1870, con la intención de renovar su pintura, tomando a Granada y a la Alhambra como fuente de inspiración. Durante su estancia, el 11 de mayo de 1871, nacía su segundo hijo –Mariano-, en la fonda de los Siete suelos de la Alhambra, acontecimiento del que se cumplen ahora 150 años. Unos días más tarde, el 20 de mayo, se celebraba su bautizo en la iglesia de Santa María de la Alhambra y la celebración con toda la familia tuvo como escenario los palacios nazaríes.

El interés de Mariano Fortuny por las antigüedades tuvo en Granada un episodio muy significado ya que se interesó por multitud de elementos de todo tipo como demuestran sus numerosos dibujos y la correspondencia conservados en el Museu Nacional d’Art de Catalunya y en la Biblioteca Nacional.

Así escribe a su amigo Manuel Irureta Goyena, destacado viajero y anticuario, relatándole el encuentro y adquisición del “vaso del Albaicín” y del denominado “jarrón del Salar”, hoy en San Petersburgo.

También incluyó los famosos jarrones en sus distintas composiciones, destacando el boceto “Interior en la Alhambra” o el cuadro conservado en la colección Arango “Gitana bailando en un jardín de Granada”.

Estudio de Fortuny de Roma donde aparecen dos de los jarrones que adquiere en Granada

Tras su marcha a Roma en 1872, llevó consigo los tres jarrones que colocó en su estudio de la Villa Martinori, como demuestran las numerosas fotografías conservadas o el cuadro que su cuñado Ricardo Madrazo dedicó a su hermana Cecilia, esposa de Mariano.

La prematura muerte del pintor en 1874 obligó a la familia a realizar una subasta de sus bienes y pinturas en París, en abril de 1875. En el catálogo de dicha subasta Barón de Davillier relacionó las antigüedades en poder de Fortuny y que se subastarían, entre ellas los jarrones y el conocido como “azulejo Fortuny”, hoy conservado en el Instituto Valencia de don Juan de Madrid.

Detalle del soporte del Jarron Fortuny Simonetti. Fotografía: Lucía Rivas

El jarrón fue adquirido por el discípulo y amigo italiano de Fortuny, Attilio Simonetti cuyos descendientes lo vendieron al Estado español en 1934, ingresando entonces en el denominado Museo Nacional de Arte Hispano Musulmán y actual Museo de la Alhambra.

Como curiosidad Mariano Fortuny se preocupó en diseñar y fabricar unos soportes para estos jarrones dada su fragilidad, para ello realizó numerosos estudios y dibujos que concluyeron con la formalización de diferentes bases de bronce que tenían tres patas rematadas en cabezas de león y que aún hoy sostienen orgullosos los jarrones nazaríes adquiridos por Fortuny en Granada.

Autor del artículo: Emilio Caro Rodríguez es Historiador del Arte y Secretario de la Asociación Fortuny M Culture.

Para saber más:

Los jarrones de la Alhambra: simbología y poder [exposición], Roselló, Guillermo, com. Granada: Patronato de la Alhambra y Generalife, 2006.

Tiempo de ensoñación: Andalucía en el imaginario de Fortuny [exposición], Quílez Corella, Francesc, com. Granada: Patronato de la Alhambra y Generalife, 2016.

Fortuny (1838-1874) [exposición], Barón, Javier, com. Madrid: Museo del Prado, 2017.

Epistolario del Archivo Madrazo en el Museo del Prado. Cartas de MarianoFortuny, Cecillia, Ricardo, Raimundo e Isabel de Madrazo. Gutiérrez Márquez, Ana y Martínez Plaza, Pedro José, ed.
Madrid: Museo Nacional del Prado, 2017.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Alhambra, un lugar privilegiado para reflexionar sobre las odaliscas
19 junio 2021

La Alhambra, un lugar privilegiado para reflexionar sobre las odaliscas

LEER MÁS
La puerta de la Qubba Mayor
01 septiembre 2021

La puerta de la Qubba Mayor

LEER MÁS
La Torre grande
01 septiembre 2021

La Torre grande

LEER MÁS
Patio de Lindaraja, un paraíso cerrado
01 septiembre 2021

Patio de Lindaraja, un paraíso cerrado

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando