Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

21 enero 2022

Baños y balnearios andalusíes: Similitudes y diferencias

Baños de Comares en la Alhambra. Fotografía realizada por : Lucía Rivas.
Baños de Comares en la Alhambra. Fotografía realizada por : Lucía Rivas.

En árabe se denomina ḥammām al baño artificial, mientras que el término ḥāmma quiere decir balneario, es decir, baños naturales en aguas mineromedicinales, generalmente termales. Ambos términos derivan de la raíz árabe ḥamm, calentar. Tiene un origen semita y muchas lenguas orientales utilizan voces semejantes para referirse al agua caliente, a las fuentes termales e incluso a los baños.

A pesar de las evidentes relaciones entre los baños y los balnearios, existen importantes diferencias: el tipo de agua utilizada, las prácticas que se realizaban, los edificios que componían las instalaciones y los lugares donde se ubicaban.

Sobre los baños islámicos

El baño islámico es heredero del grecolatino. Como civilización urbana que es la andalusí, esta institución fue fundamental para la existencia de higiene personal. Así, en las ciudades andalusíes existían numerosos baños públicos donde los habitantes se relacionaban, siendo un lugar idóneo para el encuentro social. Especial significación tuvo para las mujeres este espacio como lugar para ampliar los límites de su escasa vida social, relegada fundamentalmente al espacio doméstico. La importancia de la separación sexual entre mujeres y hombres en el espacio público determinó un uso diferenciado de los baños islámicos para ambos géneros.

Baño de Qusayr Amra, Jordania, s. VIII. © AAVV. El islám. Arte y Arquitectura (editado por Markus Hattstein y Peter Delius). Colonia: Köneman, 2004, pp. 58-59

La existencia de baños fue esencial hasta tal punto que los pueblos del campo, las alquerías, también contaban con baños públicos. También existieron baños privados en el interior de las residencias de cierta envergadura y en los palacios de los gobernantes, en los que formó parte de la vida cortesana e incluso del protocolo oficial.

El baño en el mundo islámico adquirió pronto un carácter ritual y purificador de acuerdo con los preceptos coránicos. La finalidad principal del baño musulmán es la religiosa, ya que es necesaria la purificación (tahâra) para realizar las oraciones, especialmente la del viernes. Así pues los fines higiénicos y religiosos se hallan íntimamente relacionados, ya que la pureza se obtiene por la limpieza corporal.

Junto a estas funciones, la preservación de la salud y curación por medio del baño fue muy importante, tal y como puede verse en tratados médicos históricos. El baño reúne dos elementos fundamentales: el agua, fría y húmeda, y el fuego que es caliente y seco. Se sostenía entonces la creencia de que el cuerpo humano se componía de humores originados por la mezcla de estos elementos. La enfermedad se producía por el desequilibrio humoral. En este sentido, el baño era la solución médica ideal para reunir contrarios, permitir restablecer el equilibrio y sanar.

La arquitectura del baño está estrechamente relacionada con la finalidad práctica y el uso que de ellos se hacía. Sus espacios pueden ser divididos en tres zonas o áreas: la seca, la húmeda y la de servicio.

La diferente función de la zona seca (recepción, vigilancia, vestuario, masaje, etc.) y la húmeda (con agua abundante, altas temperaturas y atmósfera densa de vapor) obligaban a realizar dos construcciones también distintas, acomodadas cada una a su función e integradas en un sólo edificio, aunque de forma yuxtapuesta.

Rotulación propia sobre Alhambra. Baños del Palacio de Comares. Sección 1-1. Estado actual. Manuel López Reche, 1957-1971. © APAG/ Colección de Planos/ P-003469

El primer grupo de dependencias o área seca (al-bayt al-maslaj) se compone de estancias como el zaguán, letrina, vestuario y zona de reposo. Suelen mediar entre la calle y la zona húmeda. Constituyen una obra de arquitectura leñosa de planta cuadrada, construida a la manera de una vivienda, a veces incluso con dos plantas y ricamente engalanada si su fin era protocolario.

En cambio la zona húmeda, correspondiente a las cámaras de vapor que han de soportar mucha humedad y fuego, es una arquitectura abovedada con gruesos muros. La iluminación es exclusivamente cenital, a través de lucernas que calan las bóvedas. En esta área se suceden tres salas con temperatura diversa. La sala fría (al-bayt al-bārid) funciona como acceso desde la zona seca; la intermedia o sala templada (al-bayt al-wastānī) es la de mayor tamaño; y, por último, la sala caliente (al-bayt al-sajūn). Esta última presenta un suelo suspendido sobre un hipocausto, una cámara subterránea con sistema de circulación de aire caliente que después ascendía por tuberías insertas en las paredes hasta las chimeneas del tejado.

La zona de servicio está en el extremo opuesto a la entrada, junto a la sala caliente. Por allí ingresa el agua al baño hasta el horno (al-burma), donde es calentada en una caldera metálica, a la vez que se caldea el aire que circula bajo el suelo de la sala caliente. Separada del resto de dependencias, cuenta con una entrada independiente del resto del baño para que sin perturbar a los bañistas puedan acceder los operarios encargados de meter la leña y accionar el horno.

Rotulación propia sobre Alhambra. Baños del Palacio de Comares. Planta baja. Reconstrucción medieval Manuel López Reche, 1957-1971. © APAG/ Colección de Planos/ P-003465

Es importante señalar que el baño islámico, a diferencia del romano, no es de inmersión, sino que funciona como una sauna húmeda. En las salas había piletas de agua caliente y fría para que los bañistas las recogieran con cubos para realizar las oportunas duchas.

Baños de Comares en la Alhambra. Fotografía realizada por Lucía Rivas.

Sobre los balnearios islámicos

Los balnearios tienen por objeto aprovechar las propiedades mineromedicinales de algunas fuentes naturales de agua, casi en todos los casos de agua caliente (más de 30º C). Construidos en muchos casos por designio real, su finalidad principal fue médica, aplicando la experiencia de la bondad de determinadas aguas para curar distintas dolencias. El baño en este caso es de inmersión en piscinas.

Desde la alcoba de entrada, espacio central del baño Fuerte (caliente) de Alhama de Granada. © Manuel Pérez Asensio

Se ubican en entornos rurales, por lo general separados de las poblaciones. Algunos están cerca de importantes rutas de comunicación, lo que facilitó la asistencia de viajeros. La castellanización de su nombre árabe ha dado lugar a la denominación de poblaciones actuales en las que existieron este tipo de instalaciones, como Alhama (que significaba balneario).

Comparativa del balneario de Alhama de Granada según el grabado de Hoefnagel de 1564 (© BRUIN, Georg y HOGENBERG, Franz. Civitates Orbis Terrarum. Cologne: Georg Braun and Franz Hogenberg, 1572) y la planimetría de la planta baja realizada por Antonio Martínez Ruiz en el siglo XVIII (© RAYA RETAMERO, Salvador. Breve guía histórico-artística del balneario medieval de Alhama de Granada. Granada: Grupo de Investigación Fillosofía y Antropología de la Universidad de Granada, 2000

Se construyen sobre la fuente termal para aprovechar su calor natural. Como principio general que rige en la organización se repite la existencia de dos salas de baño abovedadas destinadas una para hombres y otra para mujeres. En los edificios de baños se acumula el agua en una piscina central y existen unos andenes perimetrales, quizás con gradas, que permiten la circulación y el asiento.

Con una función médica pero también ligada al ocio, en su entorno existieron fondas y tiendas que permitieron el alojamiento de los bañistas durante varios días.

El uso de las aguas era gratuito, se pagaba por el alojamiento y la manutención. Estas rentas se derivaban al propio mantenimiento del baño. Este concepto se liga al sentido ampliamente utilitario y colectivo de estas instalaciones con un eminente carácter curativo y de don divino, y que generalmente, habían sido construidas por gobernantes o las altas clases aristocráticas como obras pías destinadas a la comunidad, pero de cuyo disfrute no se sustrajeron.

Dibujo del baño de Cefalá Diana (Palermo, Sicilia) según Girault de Prangey ©RYOLO, Domenico. “I bagni di Cefalá”. Sicilia Archeologica. 1971, vol. 3, p. 25

Autores del artículo: Paula Sánchez Gómez (arqueóloga), Manuel Pérez Asensio (arqueólogo).

Bibliografía:

  • AAVV. La medicina hipocrática (estudio preliminar de Pedro Laín Entralgo; selección, traducción y notas de José Alsina, Eulalia Vintro y Teresa Sallent). Madrid: CSIC, 1976.
  • AAVV. El islám. Arte y Arquitectura (editado por Markus Hattstein y Peter Delius). Colonia: Köneman, 2004.
  • AL-ḤIMYARĪ. La péninsule Ibérique au Moyen-age d’après le Kitāb ar-rawḍ al-mi’ṭār ff habar al-aḳṭār” d’Ibn ‘Abd al-Mun’im al-Ḥimyari (edición y traducción de É. Lévi-Provençal). Leiden: E.J. Brill, 1938.
  • AL-IDRĪSĪ. Los caminos de al-Andalus en el siglo XII (estudio, edición, traducción y anotaciones de Jassim Abid Mizal). Madrid: CSIC, 1989.
  • AL-JATĪB, Muhammad B. Abdallah. Libro del cuidado de la salud durante las estaciones del año o Libro de higiene (edición, estudio y traducción de María de la Concepción Vázquez de Benito). Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca, 1984.
  • ÁLVAREZ DE MORALES, Camilo. “El hombre ante la enfermedad”. En: La medicina en al-Andalus. Granada: Junta de Andalucía y El Legado Andalusí, 1999, pp. 69-88.
  • AZUAR RUIZ, Rafael. “El hammam musulmán en al-Andalus”. En: Baños árabes en el país valenciano. Alicante: Generalitat Valenciana, Conselleria de Cultura, Educacio i Ciencia, 1989, pp. 33-43.
  • BERMÚDEZ PAREJA, Jesús. “El baño del palacio de Comares en la Alhambra de Granada. Disposición primitiva y alteraciones”. Cuadernos de la Alhambra. 1974-1975, vol. 10-11, pp. 99-116.
  • BRUIN, Georg y HOGENBERG, Franz. Civitates Orbis Terrarum. Cologne: Georg Braun and Franz Hogenberg, 1572.
  • CASADO MILLÁN, Pablo Jesús, ORFILA PONS, Margarita, PUERTA TORRALBO, Dolores, CASTILLO RUEDA, Manuel Ángel y BURGOS JUAREZ, Antonio. “Aguas minero-medicinales y termalismo en la Vega de Granada y su relación con el poblamiento romano”. En: Termalismo antiguo. Actas del I Congreso Peninsular, Arnedillo (La Rioja). Madrid: Casa de Velázquez y UNED, 1997, pp. 283-295.
  • DE PAULA VALLADAR, Francisco. “Los baños de Graena”. La Alhambra.1913, vol. XVI, 310, pp. 228-230.
  • CRESSIER, Patrice. “Prendre les eaux en al-Andalus. Pratique et fréquentation de la Hamma”. Médiévales. 2002, vol. 21, pp. 41-54.
  • CRESSIER, Patrice. “Le bain termal (al-Ḥamma) en al-Andalus”. La maîtrise de l’eau en al-Andalus. Paysages, pratiques et techniques. Madrid: Casa de Velázquez, 2006, pp. 149-208.
  • DÍEZ DE VELASCO, Francisco. “La romanidad como reclamo o como omisión: aportaciones al estudio del uso en época romana de los balnearios granadinos de Zújar, Alicún y Graena”. Boletín del Centro de Estudios Pedro Suárez. 2014, vol. 27, pp. 1-30.
  • GUICHARD, Pierre y POISSON, Jean Marie. “Quelques éléments sur le thermalisme dans la Sicile et l´Espagne musulmanes”. Espacio, Tiempo y Forma. Termalismo Antiguo II. 1992, vol. V, pp. 581-591.
  • GARCÍA SÁNCHEZ, Expiración. “Un opúsculo inédito de Averroes sobre la higiene individual: Fī Hifz al-Sihha (ms. Árabe 884 de El Escorial). Edición, traducción y notas”. Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Ilustranda. 1984, vol. 4, pp. 247-263.
  • GARIJO GALÁN, Ildefonso. “Usos medicinales del agua en al-Andalus: Ibn al-Baytār”. Ciencias de la naturaleza en al-Andalus. Textos y Estudios. 1998, vol. V, pp. 89-120.
  • GIRÓN IRUESTE, Fernando. La medicina práctica en la España árabe del siglo XII: El “Kitāb al-Ŷāl-’ Fī-l-ašriba wa-l-ma’āŷin” de Abū Marwān Abd Al-Malik Ibn Sur (Avenzoar). Tesis doctoral de la Universidad de Granada, 1978.
  • GIRÓN IRUESTE, Fernando. “Uso médico del agua en el mundo hispánico bajo medieval (siglos XII-XV)”. En: MARAVER EYZAGUIRRE,Francisco (coord.)- Establecimientos balnearios: historia, literatura y medicina. Madrid: Universidad Complutense, 2006, pp. 79-85.
  • LLOBREGAT CONESA, Enrique. “Las termas romanas como precedente del Hammam islámico”. En: Baños árabes en el país valenciano. Alicante: Generalitat Valenciana, Conselleria de Cultura, Educacio i Ciencia, 1989, pp. 25-31.
  • MANZANO MARTOS, Rafael. “El baño termal de Alhama de Granada”. Crónica Arqueológica de la España musulmana, XLIII, Al-Andalus. 1958, vol. 23, 2, pp. 408-417.
  • PAVÓN MALDONADO, Basilio. Tratado de arquitectura hispanomusulmana I. Agua. Madrid: CSIC, 1990.
  • PÉREZ ASENSIO, Manuel. “Los balnearios del sureste de al-Andalus”. En: Termalismo antiguo en Hispania: un análisis del tejido balneario en época romana y tardorromana en la península ibérica. Anejos de Archivo Español de Arqueología. 2017, vol. LXXVIII, pp.407-447.
  • RAYA RETAMERO, Salvador. Breve guía histórico-artística del balneario medieval de Alhama de Granada. Granada: Grupo de Investigación Fillosofía y Antropología de la Universidad de Granada, 2000.
  • RAYA RETAMERO, Salvador. Historia de los baños termales de Alhama de Granada. De Roma a la actualidad. Granada: Salvador Raya Retamero, 2009.
  • RYOLO, Domenico. “I bagni di Cefalá”. Sicilia Archeologica. 1971, vol. 3, pp. 19-32.
  • RIVAS RIVAS, José Carlos. Los baños árabes del Marquesado del Zenete (Granada).Granada: Excma. Diputación Provincial, 1982.
  • SIMONET, Francisco Javier. Descripción del Reino de Granada bajo la dominación de los naseritas, sacada de los autores árabes, y seguida del texto inédito de Mohammed Ebn Aljathib. Madrid: Imprenta Nacional, 1860.
  • TORRES BALBAS, Leopoldo. “Los edificios hispanomusulmanes”. Revista del Instituto Egipcio de Estudios Islámicos. 1953, vol. 1, pp. 92-121.
  • VALLEJO PRIETO, José y DE LA CHICA ROLDÁN, Jorge. “Catálogo de los baños hispanomusulmanes de Granada y provincia”. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. 1995-1996, vol. 5, pp. 97-109.
  • VÍLCHEZ VÍLCHEZ, Carlos. Baños árabes. Granada: Excma. Diputación de Granada, 2001.

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Torre de los Picos
03 mayo 2022

La Torre de los Picos

LEER MÁS
Pastoreo en la Dehesa del Generalife. Beneficios medioambientales
14 abril 2022

Pastoreo en la Dehesa del Generalife. Beneficios medioambientales

LEER MÁS
Fragmento de zócalo de alicatado. Su diseño y trazado geométrico
01 abril 2022

Fragmento de zócalo de alicatado. Su diseño y trazado geométrico

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario así como nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

La configuración de privacidad ha sido guardada
Configuracion de Privacidad

Cuando visita nuestro sitio web, este puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Esta información puede ser sobre usted, sus preferencias o su dispositivo y se utiliza principalmente para lograr que el sitio funcione como se espera. La información generalmente no lo identifica en forma directa, pero puede ofrecerle una experiencia web más personalizada. Respetamos su privacidad, por ello puede optar por excluir algunos tipos de cookies haciendo clic en cada una de las opciones que le ofrecemos a continuación. Sin embargo, si bloquea algunos tipos de cookies, su experiencia de usuario puede verse afectada y también los servicios que podemos ofrecerle.

Las cookies necesarias son inprescindibles para que el sitio web funcione correctamente y no es posible desactivarlas. Por lo general, sólo se configuran en respuesta a sus acciones realizadas al solicitar servicios, como establecer sus preferencias de privacidad, iniciar sesión o cumplimentar formularios. Puede configurar su navegador para bloquear o alertar sobre estas cookies, pero si hace esto es posible que el sitio web no funcione del todo de forma correcta. Estas cookies no almacenan ninguna información de identificación personal.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden ser desactivadas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • _icl_current_language

Rechazar todas las cookies
Seguir navegando