Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

30 septiembre 2015

La relevancia de la mujer en la sociedad hispanomusulmana

La mujer, en época hispanomusulmana, vivió en general con un sometimiento  al varón que marcaba su destino. La variedad de situaciones es muy compleja, pero a través de su estudio  se puede concluir que la  mujer musulmana supo sacar la parte más positiva ante situaciones adversas  y aunque aceptó e integró este hecho en su universo cotidiano,  mantuvo una autonomía y un mundo singular vedado al hombre. La  mujer se manifiesta con un lenguaje propio, en lugares propios  y con un poder que aumentaba cuando se convertía  en madre de varón y en suegra. Por ejemplo, la casa, la estructura física de ésta,  no  puede concebirse sin tener en cuenta a las mujeres, de modo que la presencia femenina impregna todo el espacio desde su concepción teórica. La relevancia de las mujeres  en la familia, su papel como garantes de la honra del grupo familiar y como continuadora  de la descendencia del linaje, las convertía  en valor seguro  que había que custodiar, ocultar y preservar. En el caso de las mujeres sabias, las llamadas santas, literatas o copistas son reflejo de un  papel diferente desempeñado por ellas en la vida pública. Participan también en el campo de la política, en la cultura, con un pensamiento abierto  y actuando de manera valiente  a la hora de enfrentar la verdad y su negativa ante su sometimiento a la injusticia. La mujer tiene poder de decisión  en gran parte de  los casos, como el de ser la maestra de sus hijos, puede  solicitar el divorcio, es dueña de los enseres de la casa que le son propios y que el hombre no puede coger etc… Con la edad, la mujer adquiere mayores prerrogativas y poder, no sólo en el marco doméstico, sino también  ante las decisiones que afectan a toda la estructura familiar, como podía ser  la elección  de la futura nuera. Dentro de los palacios y casas nobles, existian espacios separados del ámbito público y especialmente preparado para ellas que significa lo sagrado  o las algorfas, pequeñas habitáculos con techos bajos,  con escasez  de  vanos y  decoración. Lourdes Ruiz   piezas charla 2015.024  

La mujer, en época hispanomusulmana, vivió en general con un sometimiento  al varón que marcaba su destino. La variedad de situaciones es muy compleja, pero a través de su estudio  se puede concluir que la  mujer musulmana supo sacar la parte más positiva ante situaciones adversas  y aunque aceptó e integró este hecho en su universo cotidiano,  mantuvo una autonomía y un mundo singular vedado al hombre. La  mujer se manifiesta con un lenguaje propio, en lugares propios  y con un poder que aumentaba cuando se convertía  en madre de varón y en suegra. Por ejemplo, la casa, la estructura física de ésta,  no  puede concebirse sin tener en cuenta a las mujeres, de modo que la presencia femenina impregna todo el espacio desde su concepción teórica. La relevancia de las mujeres  en la familia, su papel como garantes de la honra del grupo familiar y como continuadora  de la descendencia del linaje, las convertía  en valor seguro  que había que custodiar, ocultar y preservar. En el caso de las mujeres sabias, las llamadas santas, literatas o copistas son reflejo de un  papel diferente desempeñado por ellas en la vida pública. Participan también en el campo de la política, en la cultura, con un pensamiento abierto  y actuando de manera valiente  a la hora de enfrentar la verdad y su negativa ante su sometimiento a la injusticia. La mujer tiene poder de decisión  en gran parte de  los casos, como el de ser la maestra de sus hijos, puede  solicitar el divorcio, es dueña de los enseres de la casa que le son propios y que el hombre no puede coger etc… Con la edad, la mujer adquiere mayores prerrogativas y poder, no sólo en el marco doméstico, sino también  ante las decisiones que afectan a toda la estructura familiar, como podía ser  la elección  de la futura nuera. Dentro de los palacios y casas nobles, existian espacios separados del ámbito público y especialmente preparado para ellas que significa lo sagrado  o las algorfas, pequeñas habitáculos con techos bajos,  con escasez  de  vanos y  decoración. Lourdes Ruiz   piezas charla 2015.024  

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Dobla de Oro. En lectura fácil
29 agosto 2019

La Dobla de Oro. En lectura fácil

LEER MÁS
Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra
28 agosto 2019

Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra

LEER MÁS
La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888
27 agosto 2019

La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario