Música y libros para abrir la Torre de la Justicia

09/01/2017

Éxito de asistencia en el recital de piano y violín con el que se inauguraba este espacio, que a partir de ahora podrá visitarse gratuitamente los sábados.

Cientos de granadinos se han acercado esta mañana a la Alhambra para asistir a la inauguración de la Torre de la Justicia, que se abría al público tras la restauración de sus estancias interiores. Mucho antes de que comenzara el recital ya aguardaban en la puerta un gran número de asistentes que querían presenciar en directo este acontecimiento. Familias con niños y, en definitiva, amantes de la música y las letras con el objetivo de descubrir una nueva mirada de la fortaleza nazarí. 

A las 11 de la mañana, ha comenzado el recital, protagonizado por el violinista Pablo Martos y el pianista Calio Alonso, que interpretaron extractos de la obra de Rimsky Korsakov Sherezade, basada en la obra Las mil y una noches. Y, a partir de ese momento, y hasta las 14 horas, la música clásica se adueñaba de este espacio en medio de una soleada mañana invernal.

A este recital se sumaron también otros músicos de la ciudad de Granada que conformaron un “maratón musical” y que a muchos les supo a “poco”. El acceso a esta programación era gratuito hasta completar el aforo. Durante toda la mañana, los niños también fueron protagonistas y en algunas de las estancias, mientras escuchaban música, leían libros infantiles expuestos en las estanterías de las sala.

A partir del próximo sábado, la Torre de la Justicia se convertirá en punto de lectura y caja de música. Estará previsto el préstamo de guías, libros de consulta, catálogos de exposiciones, cuentos infantiles, etc., todos ellos en varios idiomas. Todas aquellas personas que lo deseen podrán leerlos en el Bosque de la Alhambra o en cualquier punto del itinerario de visita por el Monumento. 

Esta iniciativa se convertirá en un plus a la visita, ya que será posible escuchar en una torre de la fortaleza nazarí el sonido de un piano o se tendrá la posibilidad de leer un cuento a un niño. Además, los estudiantes con capacidad de interpretación de la música clásica tendrán la posibilidad de tocar el piano vertical que el espacio acoge, además de otros instrumentos propios, previa solicitud en la web del Patronato de la Alhambra (www.alhambra-patronato.es) ”.

Con esta iniciativa, se pone en valor la historia de la etapa romántica en la Alhambra, la cual albergó a numerosos artistas, como es el caso de Ángel Barrios, Manuel de Falla e Isaac Albéniz, entre otros, y en la que la música de guitarra y piano siempre han estado muy presentes como seña de identidad, ésta es la Alhambra de los artistas.