Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

28 diciembre 2016

Fuente trípode

Dentro del programa de la pieza del mes de 2017 la primera pieza que se conocerá es una fuente trípode nazarí vidriada en azul y blanco, y presentada por Francisca Viedma Moreno todos los sábads de enero a las 12h. La cerámica inició una larga tradición áulica gracias al papel destacado y al especial reconocimiento que le concedió la sociedad hispanomusulmana. Las cerámicas que gozaron de ese poder de representación, requerían para su fabricación de conocimientos situados en los límites de la tecnología de su tiempo, además de un largo adiestramiento de los artesanos ceramistas que necesitaban alcanzar la calidad exigida. La sociedad musulmana dotó a este tipo de cerámica de un poder de representación social que no había tenido en tiempos precedentes. La herencia del mundo clásico reclamaba que las vajillas de representación debían ser de metales preciosos, mientras la cerámica era algo ordinario y de uso común muy generalizado por lo que no conllevaba ningún significado de distinción. Parece  que  el  antecedente de la  cerámica  dorada  fue  la   técnica de  dorar  vidrios conocida por  los romanos, los coptos  en Egipto y luego usada en Damasco (Siria). Esta  técnica pudo servir de base para el desarrollo de una loza que imitaba el metal precioso en la corte abbasí del califato de Bagdad. La complejidad de su elaboración y su elevado precio, pronto la convirtieron en algo excepcional y por tanto codiciado, asociado a la imagen del poder y de la más alta representación simbólica en la escala social. La  fuente  que nos ocupa tiene el número de registro del museo R 420.  Se trata  de una pieza  de vajilla de mesa  utilizada en la  corte nazarí. Es una fuente trípode, poco  usual, cuyo fondo está totalmente cubierto con una decoración geométrica de seis con estrellas unidas las unas a las otras. La estrella se hace en azul y los espacios restantes, con forma de zafate, en blanco del fondo. El borde está ornamentado por temas semicirculares, que han perdido la decoración dorada y entre ellos un semicírculo de atauriques. Las  albanegas entre las formas semicirculares  también  desarrollan el mismo tipo  de  atauriques de  palmas. Te esperamos para conocer más sobre esta pieza todos los sábados del mes de enero a las 12h en el Museo de la Alhambra. pieza-del-mes-2017-004

Dentro del programa de la pieza del mes de 2017 la primera pieza que se conocerá es una fuente trípode nazarí vidriada en azul y blanco, y presentada por Francisca Viedma Moreno todos los sábads de enero a las 12h. La cerámica inició una larga tradición áulica gracias al papel destacado y al especial reconocimiento que le concedió la sociedad hispanomusulmana. Las cerámicas que gozaron de ese poder de representación, requerían para su fabricación de conocimientos situados en los límites de la tecnología de su tiempo, además de un largo adiestramiento de los artesanos ceramistas que necesitaban alcanzar la calidad exigida. La sociedad musulmana dotó a este tipo de cerámica de un poder de representación social que no había tenido en tiempos precedentes. La herencia del mundo clásico reclamaba que las vajillas de representación debían ser de metales preciosos, mientras la cerámica era algo ordinario y de uso común muy generalizado por lo que no conllevaba ningún significado de distinción. Parece  que  el  antecedente de la  cerámica  dorada  fue  la   técnica de  dorar  vidrios conocida por  los romanos, los coptos  en Egipto y luego usada en Damasco (Siria). Esta  técnica pudo servir de base para el desarrollo de una loza que imitaba el metal precioso en la corte abbasí del califato de Bagdad. La complejidad de su elaboración y su elevado precio, pronto la convirtieron en algo excepcional y por tanto codiciado, asociado a la imagen del poder y de la más alta representación simbólica en la escala social. La  fuente  que nos ocupa tiene el número de registro del museo R 420.  Se trata  de una pieza  de vajilla de mesa  utilizada en la  corte nazarí. Es una fuente trípode, poco  usual, cuyo fondo está totalmente cubierto con una decoración geométrica de seis con estrellas unidas las unas a las otras. La estrella se hace en azul y los espacios restantes, con forma de zafate, en blanco del fondo. El borde está ornamentado por temas semicirculares, que han perdido la decoración dorada y entre ellos un semicírculo de atauriques. Las  albanegas entre las formas semicirculares  también  desarrollan el mismo tipo  de  atauriques de  palmas. Te esperamos para conocer más sobre esta pieza todos los sábados del mes de enero a las 12h en el Museo de la Alhambra. pieza-del-mes-2017-004

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Dobla de Oro. En lectura fácil
29 agosto 2019

La Dobla de Oro. En lectura fácil

LEER MÁS
Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra
28 agosto 2019

Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra

LEER MÁS
La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888
27 agosto 2019

La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario