Logo descubrir
Planta del mes

La Higuera

Ficus Carica
La higuera (Ficus carica L.) es un árbol originario de Asia Menor que ha sido ampliamente cultivado por todas las civilizaciones del Mediterráneo.

Fue conocido en época de al-Andalus como tῑn; en sus dos formas, higuera y cabrahígo o higuera loca. Su cultivo estuvo muy extendido en nuestro territorio. De ello dan fe los tratados de los agrónomos andalusíes. Estos textos describen hasta trece varietales distintos y otras clasificaciones por color, tamaño, fructificación y adaptación a distintos climas y terrenos. Asimismo describen ampliamente sus -todavía hoy- sorprendentes características reproductivas. Eran expertos en su manejo para favorecer y facilitar la cosecha. Conocían como adelantar la maduración del fruto untando aceite o miel en la base del mismo. Los higos, alimentos muy ricos y altos en calorías, eran fundamentales en la gastronomía de la época. Pero no sólo se usaban los frutos, también las hojas servían para envolver y conservar otros frutos como: membrillos, granadas y uvas. De este árbol salían remedios para curar verrugas y eccemas, como laxante y para ablandar durezas (ej. ablandar carnes en la cocina). Hasta su ceniza se usaba como desinfectante, tanto para hacer lejía como dentro de la fórmula de hacer jabón. El Patronato de la Alhambra y Generalife tiene un interés creciente en el estudio, la conservación y la diversificación de esta especie en las Huertas del Generalife.

 

Ficus Carica