Piezas invitadas: vajilla califal

Piezas invitadas: vajilla califal

nov 29, 2017

Entre las piezas invitadas que actualmente exponemos en el Museo de la Alhambra procedentes del Museo Arqueológico de Granada se encuentran unos objetos de vajilla doméstica procedentes de la ciudad de Madīnat Ilbīra, próxima a Atarfe (Granada). Estas piezas conservadas  son elementos de gran importancia pues ejemplifican la relevancia y poder que llegó a tener esta ciudad granadina. Ya conocimos una pieza invitada de este lugar: el Ataifor del Caballo, y en esta ocasión os presentamos cuatro más procedentes igualmente de este ámbito arqueológico, en concreto tres jarros y una tapadera.

Se trata de cerámica de lujo califal y están presentadas junto a otras piezas del Museo de la Alhambra de similar cronología y de otros enclaves, como Madīnat al-Zahra, aportando una mayor riqueza de formas a la colección.

DSC04479 copia

Las piezas invitadas del Museo Arqueológico  están realizados en arcilla de tonalidad clara, como es habitual en todo el conjunto de Madīnat Ilbīra, y presentan unos rasgos diferenciadores propios de la cerámica califal de este periodo, la decoración verde y manganeso. Las piezas tienen un vidriado en blanco con ornamentación vegetal y geométrica realizada con óxidos de cobre, que aporta el color verde, y óxido de manganeso, que produce la tonalidad morada-negruzca. Este tipo de vedrío cerámico es el más característico del califato de Córdoba y su uso se extendió por todo el territorio, con ejemplos como estos de Madīnat Ilbīra.

Con este técnica se producía cerámica de lujo y era la vajilla usada por los  mandatarios califales, por los nobles y los altos funcionarios de la administración. Era una producción de prestigio, por lo que también era usada a modo de presente para obsequiar a personajes relevantes. 

DSC04554 copia

 

Una de estas piezas destacadas es el jarro 1134, utilizado como contenedor de líquidos y datado en  la segunda mitad del siglo X. Presenta cuerpo cuerpo en forma de pera, gollete estrecho con desarrollo cónico invertido y base es plana con corte irregular no diferenciado. En el centro del cuerpo se observa el arranque del asa, hoy perdida. Interiormente la pieza está cubierta por una capa vítrea de verdosa.  En la parte externa tiene una decoración en verde y morado sobre engalba blanca.

jarro medina elvira

La ornamentación es de carácter geométrico y se compone por tres bandas verticales trenzadas, en tonalidad verde y morada, que dividen la superficie del objeto. Estas trenzas están perfiladas con  óxido de manganeso y rellenas en sus huecos con el mismo tono morado. Con el óxido de cobre se consiguió la tonalidad verde con la que se pintaron unas bandas verdes bordeando la trenza. Las zonas laterales muestran además epigrafía en cúfico, con el morado como tono predominante.

Como curiosidad, la pieza debió voltearse accidentalmente cuando las tintas aún estaban frescas, provocando que se corrieron indebidamente antes de la cocción. Los chorreones que se generaron acabaron formando parte de su decoración.

El jarro 754  es una pieza singular entre los ejemplares conservados. Presenta un cuerpo amplio y globular, levemente achatado, con cuello corto, boca amplia y base plana de corte irregular y no diferenciada. Conserva el arranque de un asa vertical y, justo en el lado opuesto, el nacimiento un pitorro cónico que servía para verter los líquidos contenidos.

Por dentro la pieza está cubierta por un vidriado levemente melado. Al exterior presenta ornamentación en verde y morada sobre el fondo blanco. La mayor carga decorativa se ubica en la parte central del cuerpo, con una gruesa banda horizontal con una ristra de círculos concéntricos en reserva de blanco, perfilados con  líneas de manganeso mancha circular también  de manganeso, en el centro; todo ello sobre fondo en verde. Esta decoración se interrumpe en la parte del asas y del pitorro. La parte superior del cuerpo se decora con una línea ondulante en manganeso y punteado regular en verde, y en el borde de la boca están presentes unas pinceladas en verde y en manganeso.

 

 

jerro 754

El último jarro es el 767, con cuerpo globular pero más esbelto que el anterior. Presenta cuello estrecho y cilíndrico y base  plana y diferenciada. Conserva el nacimiento de un asa en la parte central del cuerpo y, en el extremos contrario, el arranque de un pitorro cónico.

La decoración está formada por dos bandas horizontales que rodean la pieza. La de mayor tamaño es muy parecida al ejemplo anterior y está formada por una franja compuesta por círculos tangentes perfilados en manganeso, con mancha central redondeada en el mismo tono y relleno exterior en óxido de cobre, lo que aporta el color verdoso. La banda superior es de menos tamaño y está formada por hojas acorazonadas perfiladas en manganeso y rellenas alternativamente con tonos verdes y morados. En la zona del cuello y el pitorro se aprecian además unos  trazos verticales sueltos en manganeso.

 

jarro 767

La última de esta serie de piezas es una singular tapadera plana con resaltes concéntricos de la segunda mitad del siglo X. Presenta paredes cortas y rectas, con asidero circular horizontal en el centro a modo de asidero que permitía levantar fácilmente la tapa.

Al interior la pieza se encuentra vidriada en un tono levemente melado. Al exterior destaca por su ornamentación formada por elementos ornamentales vegetales y geométricos. El círculo central presenta una decoración muy sutil, formada por un leve punteado en verde en el borde y una pinceladas en el mismo tono en la zona del asidero. El siguiente circulo concéntrico presenta decoración epigráfica en óxido de manganeso con leves toques verdosos. La franja final y más ancha es también la que concentra la mayor carga decorativa, con un motivo de tallo vegetal que forma arcos redondeados, rellenos de óxido de cobre y delimitados en manganeso. En su interior está presente un motivo de hojas digitadas silueteadas en manganeso y rellenas en morado y en verde de forma alternativa.

 

 

tapadera

 

 

Estas piezas invitadas se pueden contemplar en la sala II del Museo de la Alhambra hasta al 20 de enero de 2018, entablando un diálogo con otra serie de objetos de vajilla califal como ataifores o jofainas.

IMG_7855

 

Bibliografía:

CANO PIEDRA, C.. Estudio sistemático de la cerámica de Madinat Ilbira. 1991. p. 25-89; Cuadernos de la Alhambra, nº. 26. Patronato de la Alhambra y Generalife, Granada.

CANO PIEDRA, C.. La cerámica de Madinat Ilbira. 1993. La cerámica altomedieval en el sur de Al-Andalus. (Primeros encuentros de Arqueología y Patrimonio. Salobreña, 1993), Universidad de Granada..

 

2 comentarios

  1. David Fernández Pimentel /

    Buenas tardes, qué dias y en qué horarios se puede visitar esta exposición? Como puedo inscribirme? Que coste tiene?
    Un saludo

    • MuseoAlhambra /

      Hola David. No es necesaria inscripción y la entrada es gratuita. Aquí tienes nuestro horario:

      – De 8.30 a 18.00h de miércoles a sábado
      – De 8.30 a 14.30h domingos y martes
      – Lunes cerrado

      ¡Un saludo!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>