Las vitrinas históricas del Museo de la Alhambra

Las vitrinas históricas del Museo de la Alhambra

jun 30, 2017

En la exposición “Reflejos de Egipto. La colección de cerámica fatimí del Museo de la Alhambra” había un elemento que también llamaba la atención además de las piezas: las dos grandes vitrinas que albergan la colección expuesta. Una de estas vitrinas también está presente en la  Exposición “Monumento / Modernidad [1868-1936]” .

Este tipo de vitrinas se aleja de las que habitualmente se utilizan en la museografía actual, pero su uso tiene un sentido, porque en realidad estas vitrinas son una pieza más del Museo de la Alhambra y originalmente se usaban para albergar las colecciones expuestas.

Exposición reflejos de Egipto en el Museo de la Alhambra.

IMG_2783

Exposición “Monumento / Modernidad [1868-1936]” en la cripta del Palacio de Carlos V.

Exposición Monumento-Modernidad 15

 Imagen: J.M. Grimaldi / Junta de Andalucía.

Se trata de dos vitrinas históricas que se utilizaron a comienzos del siglo XX cuando se estaba gestando el Museo de la Alhambra. Cuando Leopoldo Torres Balbás llegó a la Alhambra como arquitecto conservador (1923-1936) impulsó la idea de materializar un museo. En 1928 el Estado destina 150.000 ptas. al museo y Torres Balbás adapta el palacio de Carlos V a espacio expositivo, instalando allí el que fue Museo Arqueológico de la Alhambra. Las excavaciones arqueológicas que se estaban realizando propiciaban un aumento vertiginoso de los fondos de la Alhambra, y además se empezaron a realizar una serie de compras y a propiciar las donaciones para completar la colección.

El museo necesitaba de una serie de vitrinas para mostrar las piezas a exponer, y en el Diario de obras en la Alhambra del año 1934,  Torres Balbas hace un mención a las vitrinas para las piezas: “Palacio de Carlos V.—En el salón solado con serpentina se colocaron los montantes de cuatro de los balcones. Se colocaron en dicho salón ocho vitrinas con sus correspondientes cacharros“.

En la imagen se puede ver la sala I del Museo Arqueológico de la Alhambra a principios de los años 40, en la planta superior del Palacio de Carlos V (actual Museo de Bellas Artes de Granada), con tres de éstas vitrinas históricas.

 

F-12907

 

En una memoria descriptiva de la labor técnica realizada en la Alhambra y Generalife realizada por el arquitecto Francisco Prieto-Moreno en febrero 1937, se hace también referencia a las vitrinas del museo:

“Con objeto de guardar los restos de cerámica procedentes de excavaciones y con miras a la instalación del futuro museo, han sido proyectadas y construidas tres vitrinas que han sido colocadas en el salón antes mencionado. Se ha tenido en cuenta para su construcción el carácter de los salones en que habían de ser colocadas y la riqueza de los materiales empleados en la terminación de aquellos. Al mismo tiempo se ha procurado dotarlas de la mayor diafanidad posible, conforme a las normas que rigen en las modernas instalaciones de esta índole.Se han construido en madera de roble color nogal, con lunas correderas a las cuatro caras, estantes superiores movibles también de luna y estante inferior forrado de terciopelo de color.

El coste de las tres vitrinas ha sido de 10.000,00 pesetas. Han sido presupuestados la termina(ción) de la sala de Carlos V, y la construcción de las vitrinas, con cargo a los fondos de cuotas de entrada, no habiéndose aún liquidado el importe de éstas últimas.”*

En mayo de 1940 se constituye el nuevo Patronato de la Alhambra y a finales del año 1942, bajo la dirección de Jesús Bermúdez Pareja, el museo se incorpora por Orden Ministerial al servicio técnico del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos dependiente de la Inspección General de los Museos Arqueológicos, dirigida por Joaquín Mª Navascués. Aunque continúan los trabajos en el palacio de Carlos V, desde los años 40 del siglo pasado el museo se ubica en la zona de los palacios nazaríes, abriéndose al público a comienzos de 1946.

En esta fotografia tomada entre 1960-1970 cuando el museo se encontraba en este enclave del palacio de Comares se puede ver también una de las vitrinas colocadas en segundo término, tras el Jarrón de las Gacelas.

F- 7852

 

La rehabilitación del palacio de Carlos V propició que desde 1995 el Museo de la Alhambra se instalara definitivamente en el ala sur, con un proyecto diseñado por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade y una museografia acorde a las necesidades de un museo actual. Las vitrinas históricas quedaron entonces sin función expositiva, pero no se desecharon, sino que fueron debidamente almacenadas como parte de la historia del museo.

El uso de dos de estas vitrinas para mostrar piezas en exposiciones actuales es un giño a la historia del museo y una forma de acercar al visitante a la forma de mostrar las piezas en la primera mitad del siglo XX. Contenido y contenedor histórico se presentan juntos,  dando valor así a la historia y al pasado del museo.

Si veis estas exposición recordad que las vitrinas son una pieza más de la misma ;)

vitrina

 

 

 

*Fuente de la cita: Vílchez Vílchez; Carlos. “La depuración política de don Leopoldo Torres Balbás y Granada. 1936-1941“. En Leopoldo Torres Balbás y la restauración científica. Ensayos.  Patronato de la Alhambra y Generalife e Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Febrero de 2013.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.