Sistemas de irrigación en la ciudad y en la vega de Granada

Sistemas de irrigación en la ciudad y en la vega de Granada

jul 30, 2017

La charla temática del mes de agosto tendrá el agua como protagonista y en ella se podrá conocer los sistemas de irrigación en la ciudad y en la vega de Granada. Los domingos 13 y 20 de esta mes Francisca Viedma profundizará en este refrescante tema.

En esta charla temática se realizará  una aproximación a los sistemas de riego (de Granada y su vega) en época nazarí, como continuación hispanomusulmana, como hay constancia desde el siglo X, según al-Razi y se mantiene casi inalterable hasta  la mitad del siglo XX.

Para estudiar el periodo nazarí los investigadores se basan en los documentos arábigo-granadinos, los romanceados del Quempe y los libros de reparticiones; así como, en los restos arqueológicos encontrados, tanto en la vega como en los terrenos agrícolas de Granada.

Los  treinta pueblos que integran la Vega de Granada estaban recorridos por miles de  kilómetros de acequias,  y artilugios, tales como, partidores, aliviaderos, tornas, artificios  todos, construidos para el control del cauce de las acequias. La  ejecución de los canales no era  tarea  fácil, para su diseño se requería:

  1. Un estudio de la situación del terreno (ya que era imposible irrigar por  encima de la línea de rigidez de la acequia, debido al problema que plantea la gravedad)
  2. Conocer  la amplitud del territorio  que se  pretendía  regar,  la construcción de canales exigía una gran  inversión económica.

La primera noticia que tenemos acerca de los regadíos de la Vega, es de finales del siglo XII, bajo dominación almohade, según ella, las aguas del rio Genil fueron distribuidas para el riego de Granada y las aldeas vecinas. Este repartimiento, que es el más antiguo documentado, fue realizado por Abdalla, personaje conocido por una copia de 1502 de un documento de 1219, en el cual aparece citado en los siguientes  términos “…..el conocido repartidor de  dicho rio (Genil) sobre las aldeas de Granada en virtud del poder que para ello tenía”. La importancia del escrito estriba en la influencia que ha tenido a través de los años.

Otro ejemplo de  pervivencia  son los turnos de riego en época  musulmana que estaban asociados a las  cinco  llamadas  a la oración,  que realizaba el almuédano desde el alminar de la mezquita. Iban desde las primeras luces del amanecer hasta noche cerrada unas dos horas después del ocaso.

Con esta  intervención pretendemos aproximarnos  al análisis de los usos agrícolas basados en la  irrigación  que transformaron el paisaje, la sociedad y  la economía,  con una serie de elementos material e inmateriales que  han pervivido  hasta nuestros  días.

Se puede conocer más sobre este interesante tema los domingos 13 y 20 del mes de agosto a las 12:00 de la mañana, en la sala IV del Museo de la Alhambra. Actividad gratuita y sin reserva previa.

 

charlas 2017.001

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>