Gorroneras del Oratorio del Partal

Gorroneras del Oratorio del Partal

ene 19, 2019

La gorronera es un elemento insertado en el muro y en el cual encaja un gorrón, o eje superior, de una puerta y permite tanto aportarle estabilidad y sujeción como facilitar el giro de la misma, haciendo que la puerta pueda abrir y cerrar sus hojas al exterior sin dificultad. La gorronera es un pieza habitual de la arquitectura nazarí, generalmente están hechas en madera aunque también encontramos ejemplares en piedra.

gorronera.001

Una de estas gorroneras de madera, que forma parte de la colección del Museo de la Alhambra, es la del Oratorio del Partal.  Este pequeño edifico es un oratorio doméstico de planta rectangular que se sitúa junto  al pórtico del Partal, integrado en el paisaje y montado sobre la muralla general del recinto. Este espacio fue ornamentado con yeserías exteriores e interiores, madera en la armadura apeinazada y el alfarje bajo la cubierta, y alicatados cerámicos. Su decoración, semejante a la de la Torre de la Cautiva, se atribuye a la época del sultán Yusuf I, cuyo reinado se extendió entre 1333 y 1354.

En el año 1550, tras la conquista cristiana, este oratorio, y una vivienda adyacente, pasaron a ser propiedad del escudero del Conde de Tendilla, Astasio de Bracamonte. Desde entonces, y hasta el siglo XIX, el oratorio fue propiedad particular, en este siglo se conoce que estaba en manos de  Francisco Acebal Arratia, que llevó a cabo un programa de restauración y modificaciones no científico, siguiendo el gusto adornista de la época.

F-13455

Estado del Oratorio del Partal antes de la intervención de Torres Balbas. Fotografía de Torres Molina. Archivo de la Alhambra. 

Tras ser adquirido por el Estado, en 1930 fue restaurado por el arquitecto Leopoldo Torres Balbás, que eliminó gran parte de los añadidos no originales. Entre ellos se desmontó el arco de ingreso y la cornisa de mocárabes. Se retiraron además las puertas de madera y las gorroneras superiores que las hacían girar, al considerar que no eran originales sino piezas moriscas (1943), sustituyéndolas por unas puertas con un tipo de gorronera-capialzado que quedarían insertadas en el interior el muro.

ORATORIO PARTAL ALHAMBRA 5 copia

 Estado actual de Oratorio del Partal. Fotografía de Pepe Marín Zarza. 

Las gorroneras retiradas por Torres Balbás estaban ubicadas en el arco principal de entrada al oratorio. Se trata de un tipo de mensula con función de gorronera, ejemplares de los que se conservan a día de hoy muy pocas piezas. Según la investigadora Mª Carmen López Pertíñez estas piezas no serían moriscas, tal y como intuyó Torres Balbás, sino que estarían datadas en el siglo XIV. Las gorroneras fueron reutilizadas en este oratorio en algún momento del siglo XIX, para lo que se cortaron por el extremo que se insertaba en el muro con el fin de adaptarlas al nuevo espacio, y se le añadió una tocadura a modo de pequeña techumbre. Probablemente, pudieran provenir originalmente  de algún otro palacio de Muhammad III cercano al Partal o de alguna otra edificación alhambreña de similar cronología (López Pertíñez. 2011)

blog.004

 

En la imagen podemos ver una de estas piezas, está realizada en madera de nogal, con una longitud de 34,5 cm y una altura de 14,5 cm. Muestra decoración tallada en los tres costados y en la cara inferior. Los dos costados laterales presentan la misma composición simétrica formada a base de palmas dobles emparejadas y con perfiles festoneados. De un tallo curvilíneo van naciendo las diferentes palmas emparejadas, brotes y excrecencias que adornan la talla. En los extremos se aprecia como las palmas festoneadas rizan sus puntas hasta casi formar pequeñas circunferencias. La cara frontal reproduce este mismo motivo descrito pero constreñido en un espacio menor. Respecto a la cara inferior, el ataurique se vuelve a generar en torno a una estructura simétrica de palmas emparejadas y tallos curvilíneos.

 

blog.005

 

Conserva algunos pequeños restos de pintura en la tocadura, probablemente pintados en el siglo XIX, pues según comenta Torres Balbas (1943) estaban embadurnadas de pintura; y pigmentos rojizos sobre el ataurique tallado que podrían corresponder a la etapa nazarí.

En el orificio para el gozne conserva el dedal, o anillo forjado en hierro fijado con clavos, que facilita el giro de la puerta.

 

blog.006

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

ARANDA PASTOR, G.: “Gorroneras del Cuarto Dorado”. Ed. Purificación Marinetto Sánchez.  Pieza del mes del Museo de la Alhambra, 2010.

GÓMEZ MORENO MARTÍNEZ, M. La carpintería en Granada. Granada, Instituto Gómez-Moreno de la Fundación Rodríguez-Acosta, 2001.

FERNÁNDEZ PUERTAS, A.: “Puertas chapadas hispanomusulmanas”, Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos. Granada, Universidad, 1980-81, pp. 163-176.

LÓPEZ PERTÍÑEZ, M. C. La carpintería en la arquitectura nazarí. Granada, Instituto Gómez-Moreno de la Fundación Rodríguez-Acosta, 2006.

LÓPEZ PERTÍÑEZ, M. C. “Una gorronera nazarí. Estudio, evolución e hipótesis sobre su cronología y procedencia”. Ed. Purificación Marinetto Sánchez. Pieza del mes del Museo de la Alhambra, 2011.

MARINETTO SÁNCHEZ, P.: “Gorronera: cimacio”, Arte islámico en Granada. Propuesta para un Museo de la Alhambra. Granada, Comares, 1995, p. 390.

TORRES BALBÁS, L.: “Quicialeras hispanomusulmanas”. Al-Andalus. Madrid, 1956, vol. XXI, pp. 359-373.

TORRES BALBÁS, L.: “El oratorio y la casa de Astanio de Bracamonte en el Partal de la Alhambra”. Al-Andalus. Madrid, 1943, vol. X, pp. 440-449.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.