El capitel almohade

El capitel almohade

mar 20, 2018

La columna y el capitel fueron elementos sustentantes de importancia en las construcciones de al-Andalus. La variedad y el gran número de capiteles conservados de este periodo permite establecer diferentes tipologías y tendencias, y conocer las peculiaridades de las piezas utilizadas en una etapa y otra. En esta ocasión conocemos la forma y características de uno de estos capiteles, el capitel almohade, a través de los ejemplos conservados granadinos.

Cuando la dinastía beréber de los almohades llega a al-Andalus desplazando el poder almorávide se inicia una etapa constructiva caracteriza por la austeridad y sobriedad, con repertorios decorativos basados en formas vegetales  y trazados geométricos simples. Tales características están presentes en los capiteles realizados en este periodo.

El almohade fue un precedente directo para el desarrollo del capitel nazarí. El capitel almohade puede ser de tipo corintio o compuesto, perteneciendo la mayor parte de los capiteles expuestos en el Museo de la Alhambra a esta segunda tipologia. A nivel general está formado por dos cuerpos diferenciados: un  calatos, o cuerpo inferior, cilíndrico, formado por hojas de acanto o por una abstracción de las mismas; y un cuerpo superior con distintos modelos de volutas en los ángulos. Dentro de estas características generales, Purificación Marinetto los ha estudiado en relación con modelos norteafricanos almohades y distingue tres tipos de capiteles dentro de la escuela iniciada en el siglo XII en Granada (más información en el artículo “El capitel almohade: importancia y consecuencias“), con ejemplares que se pueden observar en el Museo de la Alhambra o reutilizados en construcciones nazaríes.

Un ejemplo de estos es este capitel que se puede ver en el Museo de la Alhambra y que fue reutilizado en el piso alto de baño del Palacio de Comares. Se trata de un capitel compuesto llamado “de asas” (P. Marinetto) por las volutas prominentes que presenta. Está realizado en mármol blanco y tiene cuerpo troncocónico invertido. Destaca por su elegante talla y proporción. Presenta el cálatos cilíndrico y sin collarino, un amplio equino con moldura de nacela y ábaco cruciforme con brazos curvos.  Las cuatro volutas superiores ya mencionadas, tienen  una larga caída, amplia prominencia y delgado cuerpo. El equino tiene forma de nacela con un pequeño toro en la parte inferior y un listel plano en la parte superior.  El cálatos lo recorre una sola fila de ocho hojas de acanto muy estilizadas, con escaso relieve, que no ocupa toda la altura de la caña, las curvas superiores presentan una larga caída poco sobresaliente.

Similar a este ejemplar, es el capitel almorávide que sostiene el arco del mihrab de Tremecén y que sería un antecedente a partir del cual se han desarrollado los capiteles granadinos.

IMG_1245

 

Capiteles almohades realizados en mármol blanco se pueden ver además en la Casa nazarí de Zafra, en el Albaicín. En el pórtico sur las columnas sustentan capiteles almohades que fueron reutilizados  en las reformas que se llevaron a cabo en el siglo XV  y que elevaron en una planta la edificación. También fueron usados en el costado norte del patio del Cuarto Dorado en la Alhambra.

CUARTO DORADO CAPITEL 0219 copia

Otro de los capiteles almohades del Museo de la Alhambra es este ejemplar muy estilizado y realizado en mármol de serpentina. Es de orden corintio, con  formas simplificadas. Solo se ha conservado la parte superior, en la que se  aprecian hojas de acanto, cuyas puntas sobresalen de la base y se retuercen. Las volutas del segundo cuerpo tienen su origen en una palma de dos hojas muy desiguales en su desarrollo, la de mayor tamaño alcanza el ábaco, de escasa altura, y se enrolla para dar origen a dichas volutas. Otras palmas de una sola hoja, con inicio escalonado sobre la hoja central de acanto de cada cara, ascienden y se esconden tras las volutas al llegar al ábaco.

IMG_1242

 

En época nazarí fue común la reutilización de capiteles de etapas previas hechos en en mármol negro, pues permitía un contraste de color con los fustes blancos de la columnas haciéndolos destacar de manera muy efectista, como se puede ver en el patio del Harem, del palacio de los Leones. Al ser un material duro y difícil de tallar no son muy comunes, pero los que nos han llegado han resistido en buen estado de conservación el paso del tiempo. Otro ejemplo de ello es este capitel almohade de tipo compuesto con collarino inferior, cálatos con ligera forma troncocónica invertida, equino liso y ábaco cruciforme de brazos curvos con dos pisos.

HAREN 2-4

En este caso, el cálatos contiene dos filas de ocho hojas de acanto lisas contrapeadas, con las puntas se proyectan del cálatos para retorcerse hacia abajo. El equino es liso y bajo el mismo, en lugar del astrágalo, se colocan una serie de palmas cuyas hojas extremas tienden a envolver parte de la volutas también lisas.

IMG_1241

 

De la Casa de los Girones de Granada es este otro ejemplar reutilizado de tipo compuesto sin collarino, con un cálatos cilíndrico, equino liso y ábaco cruciforme de brazos curvos. Decorativamente mantiene características similares a los ejemplares anteriores, con dos filas de ocho hojas de acanto lisas en el cálatos, y  volutas superiores  que se estilizan hasta convertirse ya en elementos totalmente geométricos.

IMG_1244

 

En el Museo de la Alhambra se puede contemplar además el Capitel de Otura, realizado en serpentina y de mayor tamaño que otros ejemplares conservados. Sus pequeñas volutas se ven compensadas por un fruto grande que se encuentra sobre las hojas de acanto angulares y bajo las volutas, envolviéndolas hasta llegar al ábaco. Las hojas de acanto aparecen representadas ya de forma totalmente abstraída, como unas cintas que caen en la parte superior. Las palmas de los caulículos van teniendo cada vez más protagonismo, con dos hojas desiguales que tienden a envolver a las volutas, apuntando ya hacia la forma cúbica que aparecerá en los ejemplares posteriores, nazaríes y meriníes.

IMG_1239

 

Más información para conocer el capitel almohade:

El capitel almohade: importancia y consecuencias. En: MARINETTO SÁNCHEZ, Purificación. Granada: Universidad de Granada, 1999. 48. Pp. 185-193, lám. 2, fig. 5.

MARINETTO SÁNCHEZ, Purificación. Capitel. Arte islámico en Granada. Propuesta para un Museo de la Alhambra. Granada: Comares, 1995. P. 333.

MARINETTO SÁNCHEZ, Purificación. El capitel almorávide y almohade en la Península Iberica. Estudios dedicados a don Jesús Bermúdez Pareja. Granada: Asociación Cultural de Amigos del Museo Hispanomusulmán, Granada, 1988, Pp. 55-69, lám. 12.

MARINETTO SÁNCHEZ, Purificación. Los capiteles del Palacio de los Leones en la Alhambra: ejemplo para el estudio del capitel hispanomusulmán y su trascendencia arquitectónica : estudio I. Granada: Universidad de Granada, 1996. P. 197. El capitel también aparece en una tabla sin numerar de la p. 197: capiteles de los siglos XII y XIII

REVILLA VIELVA, Ramón. Museo Arqueológico Nacional. Catálogo de las antigüedades que se conservan en el Patio árabe del Museo Arqueológico Nacional. Madrid: Imp. de E. Maestre, 1932. Nº 193 del catálogo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.