edificios y lugares
Icono del botónVOLVER

Paseo de las Torres

Salpicado por diversas torres, comunica los Jardines del Partal con la Alhambra Alta y el Generalife.

MarcadorHaz tu selección para descubrir más lugares

Frente a los restos de la portada que sirve de acceso al derruido Palacio de Yusuf III se encuentra la calzada empedrada de un tramo de la calle que unía el interior de la Medina de la Alhambra con una de sus puertas exteriores, la llamada del Arrabal.
A partir de aquí se desarrolla el Paseo de las Torres, así denominado el itinerario que, siguiendo el perfil de la muralla general de la Alhambra, "salpicada" por diversas torres, comunica los Jardines del Partal con la Alhambra Alta y el Generalife.
Recorre sucesivamente, como si de "hitos" se tratara, la Torre de los Picos, la Torre del Cadí, la Torre de la Cautiva, la Torre de las Infantas y la Torre del Cabo de la Carrera, junto a la Torre del Agua.
El paseo deambula por una parata intermedia, hoy ampliamente ajardinada, sobre el adarve de su muro de contención, al que se ha provisto de una baranda corrida para proteger al visitante y permitir la contemplación del entorno. Por debajo se encuentra la parata inferior, también ajardinada y con variadas especies arbóreas.
Desde este paseo puede contemplarse igualmente una de las mejores perspectivas de la finca del Generalife, con sus famosas huertas abancaladas -todavía en cultivo- separadas por grandes muros de tapial, presididas por la blanca estructura del palacio.
A la altura de la torre del Cadí, vigía de este sector de la muralla, se desarrolla en ascenso por entre las huertas la calle de entrada baja a la finca, protegida por grandes muros; a mitad de recorrido podemos divisar un patio con pórtico y pilar, desde el que se reparten los accesos a las huertas y la prolongación en pendiente hasta el palacio.
Frente al paisaje, en el interior del recinto de la Alhambra, por encima del Paseo, en una parata más elevada, sobresale la estructura del ex-convento de San Francisco, hoy Parador de Turismo, edificado sobre los restos de un Palacio Nazarí.
De éste último se conserva entre otros restos un bello mirador que sobresale del edificio, fácilmente identificable, en cuyo interior fueron preparadas las fosas sepulcrales de los Reyes Católicos, entretanto se construía en la ciudad el Panteón de la Capilla Real, donde hoy reposan sus restos mortales.