Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

25 febrero 2018

Dedales del Museo de la Alhambra

Dedal brillante como los rayos del sol: si le da el reflejo de una estrella del cielo, se ilumina. 

El orfebre se esmeró en su labor, hasta verter oro en sus extremos. 

Parece un pequeño casco, agujereado por las lanzas, y al que un tajo de espada arrancó la cimera.

Abu-l-Abbas Ahmad ibn Sid (siglo XII)

  Los pequeños objetos cotidianos también pueden contar grandes historias, y tal es el caso de los dedales, pieza del mes de marzo en el Museo de la Alhambra. Los dedales son instrumentos de costura que se insertan en el dedo protegiéndolo y ayudando a ejercer presión sobre la aguja, lo que resulta especialmente útil tanto en las labores domésticas  y trabajos de sastrería, como en ciertos oficios artesanales en los que se trabaja con cuero o fibras vegetales. La invención del dedal es presumiblemente tan antigua como la de aguja en sí misma, y desde que se empieza a trabajar con prendas tejidas hay referencias del uso de piezas que ayudaban a empujar a la aguja. El origen de los primeros dedales de metal, tal y como los conocemos hoy, se sitúa en Asia Menor, extendiéndose por el Mediterráneo hasta llegar a la península Ibérica y desde ahí al resto de Europa. En nuestro país, están documentados dedales islámicos desde el periodo califal, siendo unas piezas relativamente frecuentes en al-Andalus debido al gran desarrollo de la industria textil. Tipológicamente el dedal presenta una estructura básica que se ha mantenido con poca variación hasta la actualidad, pero aunque a priori puedan parecernos unos objetos muy parecidos entre sí, lo cierto es que existe gran variedad de formas. Las distintos perfiles, grosores, incisiones o calibres determinaban que los dedales fuesen más óptimos para unas u otras labores, y nos permiten precisar la función y cronología de estas pequeñas piezas En la conferencia de la pieza del mes se conocerá, a través de la amplia y variada colección de dedales del Museo de la Alhambra, el uso y función dado a estos objetos, las distintas técnicas con las que se elaboraron, la decoración y particularidades de estas piezas, y las diferencias entre los dedales de un periodo histórico y otro. Se conocerá especialmente los dedales hispanomusulmanes y los oficios y labores a ellos vinculados, así como la pervivencia y evolución de sus formas en época moderna. Para conocer esta pieza os esperamos todos los sábados de marzo a las 12h en la sala IV del Museo de la Alhambra, con Soledad Gómez Víclhez. piezas nes.001

Dedal brillante como los rayos del sol: si le da el reflejo de una estrella del cielo, se ilumina. 

El orfebre se esmeró en su labor, hasta verter oro en sus extremos. 

Parece un pequeño casco, agujereado por las lanzas, y al que un tajo de espada arrancó la cimera.

Abu-l-Abbas Ahmad ibn Sid (siglo XII)

  Los pequeños objetos cotidianos también pueden contar grandes historias, y tal es el caso de los dedales, pieza del mes de marzo en el Museo de la Alhambra. Los dedales son instrumentos de costura que se insertan en el dedo protegiéndolo y ayudando a ejercer presión sobre la aguja, lo que resulta especialmente útil tanto en las labores domésticas  y trabajos de sastrería, como en ciertos oficios artesanales en los que se trabaja con cuero o fibras vegetales. La invención del dedal es presumiblemente tan antigua como la de aguja en sí misma, y desde que se empieza a trabajar con prendas tejidas hay referencias del uso de piezas que ayudaban a empujar a la aguja. El origen de los primeros dedales de metal, tal y como los conocemos hoy, se sitúa en Asia Menor, extendiéndose por el Mediterráneo hasta llegar a la península Ibérica y desde ahí al resto de Europa. En nuestro país, están documentados dedales islámicos desde el periodo califal, siendo unas piezas relativamente frecuentes en al-Andalus debido al gran desarrollo de la industria textil. Tipológicamente el dedal presenta una estructura básica que se ha mantenido con poca variación hasta la actualidad, pero aunque a priori puedan parecernos unos objetos muy parecidos entre sí, lo cierto es que existe gran variedad de formas. Las distintos perfiles, grosores, incisiones o calibres determinaban que los dedales fuesen más óptimos para unas u otras labores, y nos permiten precisar la función y cronología de estas pequeñas piezas En la conferencia de la pieza del mes se conocerá, a través de la amplia y variada colección de dedales del Museo de la Alhambra, el uso y función dado a estos objetos, las distintas técnicas con las que se elaboraron, la decoración y particularidades de estas piezas, y las diferencias entre los dedales de un periodo histórico y otro. Se conocerá especialmente los dedales hispanomusulmanes y los oficios y labores a ellos vinculados, así como la pervivencia y evolución de sus formas en época moderna. Para conocer esta pieza os esperamos todos los sábados de marzo a las 12h en la sala IV del Museo de la Alhambra, con Soledad Gómez Víclhez. piezas nes.001

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Dobla de Oro. En lectura fácil
29 agosto 2019

La Dobla de Oro. En lectura fácil

LEER MÁS
Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra
28 agosto 2019

Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra

LEER MÁS
La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888
27 agosto 2019

La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario