Texto icono

BLOG

DEL PATRONATO DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE

10 septiembre 2017

Candil de piquera con despabiladera

Actualmente expuesto en el Museo de la Alhambra hay un candil califal procedente de Madinat Ilvira (Atarfe) que destaca por ser la pieza de su tipología más completa de todas las que nos han llegado, y posiblemente la mejor conservada de su época. El término candil proviene del árabe qandîl, palabra que deriva del latín candela, y es una lámpara de mano que iluminan a través de la combustión de una grasa vegetal como el aceite. En la casa hispanomusulmana el candil era un elemento común, que permitía dar luz al hogar en la noche. Su material y forma estaba íntimamente relacionada con el estrato social y económico de la casa, con modelos simples en barro cocido para los hogares comunes y en metal para las clases acomodadas. Los candiles hechos en bronce alcanzaron en al-Andalus un alto grado de perfección, con variedad de técnicas aplicadas y elementos decorativos que aportaban gran belleza y sofisticación. Un ejemplo de ello es este candil de Madinat Ilvira. candil

El candil a su llegada al Museo de la Alhambra.

  Esta pieza se encuentra completa y conserva su asa, en la que se insertaba un dedo para su transporte; una tapadera articulada a través de una charnela que la une al embudo; y una cadena de pequeños eslabones serpentiformes, de la que pende una despabiladera utilizada para avivar la mecha. El candil en sí está hecho en una única pieza con la técnica de molde de núcleo de arena, torneándose el objeto a continuación para remarcar la forma. DSC04542

Colocación del candil en la vitrina.

El cuerpo del candil, que se eleva sobre una base con anillo de solero, presenta un depósito abultado y de forma lenticular, totalmente liso y sin decoración . La piquera, donde se encontraba la mecha, se proyecta considerablemente en forma de quilla de barco y cuenta con un reflector triangular para no deslumbrar al portador. El asa circular, ubicada  en el lado apuesto a la piquera, permitía el agarre con seguridad y está decorada con un gran palmeta calada. El embudo, de forma troncocónica invertida y borde dividido en ocho facetas, tiene decoración de rombos con líneas simples o punteadas. Tapando el embudo se encuentra la tapadera, que presenta también decoración punteada y  remata en un pequeño cono invertido. IMG_3473 Este tipo de candil deriva de candiles en bronce conocidos desde mediados del siglo IX y comienzos del X, y .u forma aplanada es característica de las piezas del califato. Esta pieza puede verse en la sala II del Museo de la Alhambra. IMG_3414 . Bibliografía: Gómez-Moreno, Manuel, Medina Elvira, Granada, 1888. Zozaya, Juan, “Candil de piquera con despabiladera”, Arte Islámico en Granada. Propuesta para un Museo de la Alhambra, 1995, p. 233

Actualmente expuesto en el Museo de la Alhambra hay un candil califal procedente de Madinat Ilvira (Atarfe) que destaca por ser la pieza de su tipología más completa de todas las que nos han llegado, y posiblemente la mejor conservada de su época. El término candil proviene del árabe qandîl, palabra que deriva del latín candela, y es una lámpara de mano que iluminan a través de la combustión de una grasa vegetal como el aceite. En la casa hispanomusulmana el candil era un elemento común, que permitía dar luz al hogar en la noche. Su material y forma estaba íntimamente relacionada con el estrato social y económico de la casa, con modelos simples en barro cocido para los hogares comunes y en metal para las clases acomodadas. Los candiles hechos en bronce alcanzaron en al-Andalus un alto grado de perfección, con variedad de técnicas aplicadas y elementos decorativos que aportaban gran belleza y sofisticación. Un ejemplo de ello es este candil de Madinat Ilvira. candil

El candil a su llegada al Museo de la Alhambra.

  Esta pieza se encuentra completa y conserva su asa, en la que se insertaba un dedo para su transporte; una tapadera articulada a través de una charnela que la une al embudo; y una cadena de pequeños eslabones serpentiformes, de la que pende una despabiladera utilizada para avivar la mecha. El candil en sí está hecho en una única pieza con la técnica de molde de núcleo de arena, torneándose el objeto a continuación para remarcar la forma. DSC04542

Colocación del candil en la vitrina.

El cuerpo del candil, que se eleva sobre una base con anillo de solero, presenta un depósito abultado y de forma lenticular, totalmente liso y sin decoración . La piquera, donde se encontraba la mecha, se proyecta considerablemente en forma de quilla de barco y cuenta con un reflector triangular para no deslumbrar al portador. El asa circular, ubicada  en el lado apuesto a la piquera, permitía el agarre con seguridad y está decorada con un gran palmeta calada. El embudo, de forma troncocónica invertida y borde dividido en ocho facetas, tiene decoración de rombos con líneas simples o punteadas. Tapando el embudo se encuentra la tapadera, que presenta también decoración punteada y  remata en un pequeño cono invertido. IMG_3473 Este tipo de candil deriva de candiles en bronce conocidos desde mediados del siglo IX y comienzos del X, y .u forma aplanada es característica de las piezas del califato. Esta pieza puede verse en la sala II del Museo de la Alhambra. IMG_3414 . Bibliografía: Gómez-Moreno, Manuel, Medina Elvira, Granada, 1888. Zozaya, Juan, “Candil de piquera con despabiladera”, Arte Islámico en Granada. Propuesta para un Museo de la Alhambra, 1995, p. 233

Icono con un más

Te puede interesar

Descubre más temas
relacionados con esta entrada.

La Dobla de Oro. En lectura fácil
29 agosto 2019

La Dobla de Oro. En lectura fácil

LEER MÁS
Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra
28 agosto 2019

Tres caminos históricos que llevan a la Alhambra

LEER MÁS
La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888
27 agosto 2019

La Alhambra en la producción fotográfica europea de 1840 a1888

LEER MÁS

Icono comentarioDeja tu comentario