Blog del Patronato de la Alhambra y Generalife

La Alhambra es clave para la preservación del cernícalo primilla

El cernícalo primilla vuela de nuevo sobre la Alhambra. El conjunto monumental es un lugar clave para preservar esta especie amenazada. Desde el pasado mes febrero se pueden observar los primeros cernícalos primilla de la temporada. En concreto, se trata de un ejemplar macho adulto, que como cada año, regresa desde tierras africanas para iniciar la reproducción en el monumento nazarí.

Durante los próximos meses continuarán llegando ejemplares de estas aves que volverán a elegir la Torre de las Cabezas, y los nidales que el Patronato de la Alhambra y Generalife ha habilitado en este enclave, como el lugar en el que volver a emparejarse y criar nuevos polluelos que engrosen la población de esta pequeña rapaz amenazada.

Desde 1997 el Patronato de la Alhambra y Generalife, en colaboración con la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Granada, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la asociación DEMA puso en marcha el Proyecto de Reintroducción de esta especie en la Alhambra. Durante todo este periodo se han liberado 250 pollos nacidos en cautividad.

Estos pollitos se introducían en nidales artificiales a una edad muy temprana, cuando aún faltaban un par de semanas para que iniciaran sus primeros vuelos, y eran alimentados artificialmente hasta que empezaban a cazar por sí solos. De esta manera, cuando salían por primera vez del nidal, el primer paisaje que verían y que les marcaría ya durante toda su vida, sería el entorno de la Alhambra, sus murallas y jardines, y la vega granadina que se extendía a sus pies.

Los cernícalos primilla, que en realidad habían nacido en un centro de cría en cautividad, creerían que habían nacido en la Alhambra. A partir de entonces y tras su migración invernal a áreas subsaharianas, retornarían cada primavera a la Alhambra para dar a luz a una nueva generación de cernícalos primilla, esta vez sí, nacidos realmente en el conjunto monumental.

La primera liberación de pollitos de cernícalo primilla en la Alhambra tuvo lugar en 1999. En 2002 criaban las dos primeras parejas y desde entonces han sido más de 70 parejas las que han iniciado la reproducción, variando el tamaño de la colonia entre las 2 y las 10 parejas anuales. Desde el inicio del proyecto más de 140 pequeños cernícalos primilla han nacido en la Alhambra, recuperándose así a una de las más emblemáticas especies que conforman la variada y rica comunidad faunística del monumento nazarí, y que estuvo ausente en el recinto durante más de 60 años.

Este primer macho de la temporada constituye el primer testimonio de continuidad y consolidación de la colonia durante 2010. Le seguirán el resto de ejemplares que formarán la colonia en 2010. Tras un viaje de más de 4.000 kilómetros, con salida en las áreas de invernada en Senegal y con el único combustible de los insectos de los que se alimentan, tendrán que superar desiertos, cordilleras y mares para, finalmente, regresar un año más a su hogar recuperado: la Alhambra.

Compártelo